El ciclo biológico del nitrógeno en el acuario



El amoníaco (NH3) es un compuesto químico nitrogenado, gaseoso y alcalino que se genera en nuestro acuario como resultado de las excreciones de nuestros peces y de la descomposición de la comida que éstos no comen y cae sobre el sustrato de nuestro acuario.

ciclo nitrogeno El ciclo biológico del nitrógeno en el acuario

Ciclo del nitrógeno en nuestro acuario

El hecho de que sea gaseoso no implica que desaparezca de nuestro acuario ya que tiene gran solubilidad en el agua como ocurre con el CO2 (el CO2 si que se elimina facilmente del agua aguitándola). El amoníaco es una base, y el agua es un anfotero, es decir que puede actuar como ácido o como base. Con el amoníaco (NH3) el agua se comporta como ácido. El amoníaco en el agua reacciona formándose una reacción ácido-base de equilibrio de tal manera que éste se presentará como NH3 o NH4(+).

La reacción es la siguiente: NH3 + H20 <—> NH4(+) + OH(-).

El ión de amonio NH4(+) no es tóxico porque no puede penetrar en los tejidos de los peces, sin embargo el amoníaco libre (NH3) si que es tóxico y su concentración como la del ión amonio dependen del PH y de la temperatura del agua de nuestro acuario.

Niveles altos de amoníaco, perjudiciales

El tener unos niveles altos de amoníaco es perjudicial para la salud de nuestros peces causándoles problemas como:

  • Disminución de las defensas.
  • Alteración del sistema nervioso(espasmos y saltos en el agua).
  • Disminución de la capacidad de reproducción y del crecimiento.
  • Pérdida de color en las aletas.

Observando la reacción de equilibrio anterior podemos llegar a decir que la toxicidad de la cantidad de amoníaco/ión-amonio en el agua aumenta cuanto mayor es el PH del agua, o sea cuanto más alcalina sea nuestra agua. Con concentraciones de 0,2 a 0,5 miligramos/litro se incrementa la respiración de nuestros peces. Concentraciones de 1 miligramo/litro ya son letales y cuanto más alto sea el PH el efecto será más devastador.

Cambio parcial de agua

Debemos tener mucho cuidado cuando vayamos a efectuar un cambio parcial de agua. Si nuestra agua presenta un color amarillento debido a un sistema de filtración ineficaz y de que llevamos mucho tiempo sin hacer cambios de agua puede ser fatal dicho cambio de agua. Posiblemente nos encontremos con un agua con un PH bajo y si añadimos agua de PH neutro al mezclarse con ésta subirá su PH y si en este agua amarillenta había mucho NH4(+) (la ecuación anterior ahora no estará en equilibrio) se producirá un subida de NH3 con lo que observaremos una muerte repentina de nuestros peces. A mi me ha pasado en alguna ocasión, y le echaba la culpa a los productos que utilizaba para eliminar el cloro y los metales pesados del agua del grifo que suspuestamente eran poco efectivos.

Test de PH

Así pues debemos tener conocimiento de la cantidad de ion-amonio antes de realizar un cambio de agua y realizar también un test de PH. Los test de amoníaco comerciales nos van a dar la suma de las concentraciones de amoníaco y de amonio(ion-amonio). Si tenemos un PH por debajo de 7 y una concentración de amoníaco y amonio de entre 0,2 y 0,5 mg/l debemos tener mucho cuidado con los cambios de agua ya que de aumentar el PH como ya indicamos se va a disparar el contenido de amoníaco.

Llegados a este punto podemos actuar de las siguientes maneras:

Si el acuario se acaba de montar hace una, dos o tres semanas puede que el sistema de filtración aun no esté maduro, entonces esperaremos a que las bacterias responsables de la descomposición del amoníaco se multipliquen y se reduzca así la concentración. Deberemos preguntarnos si añadimos bacterias biológicas al agua, de no ser así habrá que hacerlo y adquiriremos en nuestra tienda una ampolla neutralizante del amoníaco para reducir un poco la concentración. Deberemos plantearnos también si nuestro filtro está acorde a la capacidad de nuestro acuario. Procuraremos no alimentar en exceso a los peces.

Una vez que haya disminuido la concentración de amoníaco podremos comenzar a realizar cambios parciales de agua semanales de 1/4 de la capacidad. Estos cambios bajan la concentración de nitratos que se van acumulando y mantienen un KH o dureza del agua óptimo para nuestras plantas además de añadirse elementos traza necesarios para éstas.

Si el acuario ya lleva tiempo montado, el aumento de amoníaco puede deberse a que aumentamos demasiado la población de peces o los estamos sobrealimentando o hemos realizado un tratamiento con algún medicamento que ha afectado a las colonias de bacterias. También puede ocurrir que hayamos limpiado demasiado el filtro eliminando toda la colonia de bacterias teniendo que pasar otro período hasta que ésta se regenere (es aconsejable disponer de dos filtros y limpiar una vez uno y el otro quince días después para así tener siempre uno filtrando correctamente).

Examinaremos si tenemos sobrepoblación o bajaremos la dosis de comida si es que estamos sobrealimentando a los peces. Una forma de proceder con la comida es de alimentar a los peces poco a poco dandoles lo que van comiendo durante 2 o 3 minutos pero evitando que caiga en exceso la comida al fondo solo la justa si tenemos corridoras que se deleitan hurgando en el fondo.

Esperaremos a que bajen también los niveles de amoníaco, podemos utilizar un neutralizador. Mediremos la concentración de amoníaco cada día para observar cambios. Si los niveles resultasen peligrosos de forma que necesitamos urgentemente rebajar la concentración nunca haremos un cambio de agua abundante de PH neutro.

Igualar el PH del agua limpia con la del acuario

Deberemos igualar el PH del agua limpia con el del acuario para ello usaremos un ácido que podremos adquirir en nuestra tienda para bajar el PH.

Los neutralizadores de amoníaco son efectivos pero su efecto no es para nada inmediato. Con un cambio total del agua no tendremos problemas con el amoníaco pero deberemos realizar una correcta aclimatación de nuestros peces ya que variarán las condiciones químicas del agua, PH, dureza, etc… y los peces que estén debilitados debidos al estrés del cambio se pueden morir.

Esto último lo haremos si la concentración de amoníaco es muy alta y ya se han producido bajas. Otra solución rápida para evitar que mueran más peces sería bajar el PH del agua a 6 ya que la concentración del amoníaco desaparecería y sería todo amonio, el cambio del PH debe ser lo más lento posible y depende del PH que tuviésemos inicialmente, por ejemplo pasar de 9 a 6 sería un cambio brutal.

Relación del PH con el porcentaje de amoníaco y de amonio

En la siguiente tabla teneis una relación del PH con el porcentaje de amoníaco y de amonio que hay en la concentración total que mide nuestro test de amoníaco/amonio.

PH
% Amoníaco
%Amonio
6,0
0,0
100
6,5
0,5
99
7,0
1,0
98
7,5
2,0
97
8,0
4,0
96
8,5
15,0
85

Mantener una aireación del agua por las noches (por el dia no es recomendable si inyectamos CO2 para nuestras plantas ya que el movimiento del agua hace que se remueva el cO2) oxigenará el agua y favorecerá el desarrollo de las bacterias Nitrosomonas, Nitrobacter y Nytrocistys cuya función resulta primordial para la descomposición del amoníaco. Estas bacterias son bacterias aerobias ya que viven en presencia de oxígeno y nesesitan fijarse a un sustrato para reproducirse como lo es el material filtrante de nuestros filtros.

Las Nitrosomonas oxidan el amoníaco transformándolo en nitritos también tóxicos para los peces. Las Nitrobacter y las Nytrocistys oxidan los nitritos en nitratos que ya no son tóxicos en concentraciones a las que si lo sería el amoníaco y los nitritos. Sin embargo a partir de un límite los nitratos también resultarán perjudiciales por ello la importancia de los cambios parciales de agua. Además unos niveles altos de nitratos harán crecer algas en nuestro acuario. Pero aquí no acaba el ciclo del nitrógeno.

Existen otras bacterias que viven en ausencia de oxígeno y que descomponen el nitrato NO3 en nitrógeno que se va a la atmósfera y en H2O (agua). Estas bacterias desnitrificadoras también se encuentran presentes en nuestro acuario pero debemos evitar que existan en grandes cantidades ya que liberan ácido clorhídrico, metano y otros compuestos nocivos.

Estas bacterias suelen estar en el fondo del acuario por lo que instalaremos un hilo calentador en el fondo del acuario que calentará localmente el agua creando unos flujos de agua caliente hacia fuera  del sustrato y flujos de agua más fria hacia dentro del sustrato llena de oxígeno y alimento para las raices de nuestras plantas. Asi pues oxigenaremos el sustrato reduciendo las bacterias desnitrificadoras y mejorando la vitalidad de nuestras plantas.

Comentarios (1)

Trackback URL | Feed RSS comentarios

  1. bryan dice:

    esq hace como mes y medio empeze a armar mi acuario con peces tropicales pero ahorita se me estan muriendo los peces ….mi amoniaco esta en 7.5 pero para mi es es el motivo q mis peces se estan muriendo ……como puedo bajar el amoniaco de mi pecera ?????

Dejar un comentario