Incompatibilidades entre corales



En el medio natural la vida en los arrecifes de coral está llena de luchas por la ocupación del terreno. Los corales están provistos de armas químicas que son muy eficaces contra otras especies. Por ello debemos de ser conscientes de la compatibilidad de especies y de mantener separadas las colonias de corales de otras que no lo son. A parte de evitar el contacto entre corales incompatibles hay que saber que los corales liberan igualmente estas sustancias químicas en el agua, lo que puede afectar igualmente a algunas especies y que no se puedan introducir en el mismo acuario.

En caso de contacto y de necrosis, se deberá amputar rápidamente el coral para conservar la parte sana. Si no se acude a tiempo la necrosis se extenderá rápidamente en muy pocas horas.

Por suerte existen excepciones y coexistencias harmoniosas. A continuación os damos unas reglas para evitar las principales incompatibilidades:

  • Es preferible no mezclar corales duros SPS, corales duros LPS y corales blandos. Además de que las necesidades físicas son muy diferentes entre estas variedades, sus ataques entre ellos son especialmente agresivos. Así pues, para un mismo grupo, existe una tolerancia suficiente entre especies vecinas, lo que facilita la coexistencia entre varias especies.
  • Se debe mantener una distancia de seguridad variable según la agresividad del coral (distancia grande con los corales duros LPS). Los corales y sobre todo los blandos, liberan sustancias tóxicas en el agua, por lo que es necesario el uso de un skimmer y de un filtro de carbón activo.
  • Se debe poblar un acuario razonablemente en función del tamaño de éste. Para acuarios pequeños es mejor disponer de menos especies.

Dejar un comentario