El acuario de cuarentena para aislar enfermedades de los peces



Al adquirir nuevos peces para nuestro acuario si los introducimos (previa aclimatación) directamente en nuestro acuario corremos el riesgo de introducir con ellos elementos patógenos. Por eso es tan importante disponer de un pequeño acuario de cuarentena.

acuario de cuarentena El acuario de cuarentena para aislar enfermedades de los peces

Acuario de cuarentena

Además nos sería difícil observarlos para indentificar en ello cualquier problema de salud o incluso nos sería difícil encontrarlos una vez muertos debido a que ya viniesen enfermos o muy estresados (es importante retirar los cadáveres ya que desprenden patógenos y sustancias nocivas y algún otro pez en un acto de canivalismo se podría infectar).

En el traslado a nuestra casa además pudiese haber disminuido bruscamente la temperatura del agua de la bolsa que los transporta apareciendo luego una posible infección de punto blanco.

Si utilizamos un  acuario de cuarentena podemos mantene a los nuevos peces en observación, dejando que se recuperen de posibles heridas y del estrés causado por el traslado. Si apareciese algún síntoma de enfermedad  en los peces podríamos tratarlos con la medicinas necesarias si tener que tratar a todo un acuario mucho más grande con peces hasta ahora sanos.

Peces en observación en el acuario de cuarentena

Para disponer de un acuario de cuarentena nos bastará con uno de unos 40 litros con apenas decoración, sólo la recomendable para que se sientan a gusto y seguros. Nos interesa que esté poco decorado para que nos sea mucho más fácil observarlos a lo largo de todo el período de cuarentena. Los nuevos peces que compremos  (utilizaremos solo plantas de plastico, ánforas de barro, etc… pero nada natural que se pudiese descomponer) los mantendremos durante 2 ó 3 semanas en observación.

Trasladar los peces al acuario principal

Llegado el momento despues de observar que están completamente sanos los introduciremos en el acuario principal realizando antes una aclimatación. Procuraremos que la temperatura de ambos acuarios sea la misma para reducir el estrés del cambio (aunque la temperatura en ambos acuarios sea la misma los valores de PH, KH, etc… pueden ser diferentes).

Este acuario nos va a resultar muy barato y será de muy fácil instalación cada vez que lo necesitemos. Dispondremos en él de un filtro de esponja, un calentador y de una fuente de luz. El uso de un oxigenador es recomendable ya que con niveles óptimos de oxígeno en el agua disminuye la posibilidad de que se extiendan microorganismos y también se reduce el estrés de los peces. También podemos disponer de un pequeño esterilizador de rayos UV para mantener el agua bien desinfectada.

Realizaremos cambios periódicos del agua ya que se supone que este acuario solo se va a instalar cuando sea necesario y no daremos tiempo a formarse las colonias de bacterias en los filtros. En el filtro de agua también podremos usar alguna carga de carbón activo pero solo si no estamos medicando a los peces. Si estamos tratando alguna enfermedad solo utilizaremos el carbón activo para eliminar restos de medicamentos en el agua.

De esta forma dispondremos de un acuario supletorio de fácil montaje que incluso podremos utilizar de paridera o para criar alevines y evitar así que otros peces se los coman mientras son demasiados pequeños.

Dejar un comentario